jueves, 13 de abril de 2017

Huevos rellenos de brownie


¡Hola a todos! Hoy os traigo una receta que quería hacer desde hace algún tiempo y he pensado que el mejor momento era ahora, en Semana Santa. Estos días son típicos los huevos de Pascua y yo os traigo unos huevos con sorpresa dentro...¡Huevos rellenos de brownie!

Si si, habéis leído bien, son huevos normales solo que al cascarlos....¡Sorpresaaaa!! brownie de chocolateee!!! ¿Puede haber algo mejor? 

Seguro que pensáis que se trata de un truco de magia, pero no, es de lo más fácil hacer estos huevos, ya veréis!



A continuación os pongo la receta del brownie de chocolate que he usado para rellenar los huevos pero podéis usar cualquier receta de bizcocho que os guste. Con estas cantidades tuve para rellenar unos 15 huevos medianos.

¡Vamos allá!

Ingredientes

50 g de mantequilla sin sal.
80 g de azúcar blanco.
50 g de harina.
80 g de chocolate para postres.
2 huevos.
1 cucharadita de extracto de vainilla.


Elaboración

Tamizamos la harina y reservamos.

En un bol troceamos el chocolate y metemos al microondas de 10 en 10 segundos hasta que se derrita. Le añadimos la mantequilla un poco derretida, removemos bien hasta que se integren por completo y dejamos enfriar un poco.

En otro bol mezclamos los huevos con el azúcar, añadimos la esencia de vainilla y el chocolate que habíamos dejamos enfriar y removemos bien.

Añadimos poco a poco la harina hasta conseguir una masa homogénea.

¡Seguid leyendo para saber cómo rellenar los huevos con la masa de brownie!



Preparación de los huevos

En primer lugar lavamos bien los huevos y los secamos, podéis hacer los huevos que queráis.

Cogemos cada huevo y, por la parte de abajo, la más ancha, hacemos un agujero pequeño con la punta de un cuchillo, un sacacorchos, etc. 

Es mejor no clavar el cuchillo o el sacacorchos sino que a base de suaves golpecitos con la punta en el huevo conseguiremos el agujero, si claváis el cuchillo directamente lo más probable es que se os rompa el huevo, así que golpecitos suaves!

Una vez tenemos el agujero hecho debemos hacerlo un poco más grande, de 1,5 cm aproximadamente, para ello apretamos suavemente con la punta del cuchillo alrededor del primer agujero para ir quitando pequeños trocitos de la cáscara. Os recomiendo hacer el agujero con paciencia ya que es la forma de que no se rompa.

Una vez tenemos el agujero del tamaño adecuado retiramos la cáscara que sobra con cuidado y vaciamos el contenido del huevo.



Los lavamos bien con agua y metemos todos los huevos que tengamos ya vacíos en agua con sal durante media hora.

Pasado ese tiempo los sacamos del agua y dejamos escurrir.

Cuando todos los huevos estén secos los ponemos en una bandejita de cupcakes con un poco de papel de aluminio para que no se ladeen y los rellenamos con la receta de brownie o bizcocho. Los debemos llenar hasta más o menos 2/3 de su capacidad; tened en cuenta que si usáis una receta que lleve levadura no debéis llenarlos más de la mitad.



Truco: Es mucho más fácil rellenarlos si metéis la masa en una manga pastelera.

Los metemos al horno precalentado a 170ºC durante unos 15 o 20 min, dependiendo del horno de cada uno; los sacamos, los dejamos enfriar un poco y retiramos con cuidado la masa que haya salido del agujero.

¡Y listo! les damos la vuelta (con el agujero hacia abajo) y ya se pueden comer, solo tenéis que cascarlos como cualquier huevo y en su interior os encontraréis un delicioso brownie!


La verdad es que esta es una receta sencilla y muy resultona, todos se quedarán alucinados cuando casquen el huevo y encuentren un bizcocho dentro, os lo aseguro!

Espero que os haya gustado la receta de hoy y que os animéis a hacerla!

¡Besos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario