miércoles, 3 de mayo de 2017

Tarta Peppa Pig paso a paso


¡Hola a todos! Hoy os traigo otra tarta muy muy especial. Hace un par de semanas fue el cumpleaños de mi sobrina y como le encanta Peppa Pig tenía muy claro de qué le iba a hacer la tarta, una Peppa Pig gigante!

La verdad es que le encantó, se quedó alucinada, y es por eso que tanto esfuerzo merece la pena; cuando me preguntan: ¿tantas horas de trabajo para luego partirla y comerla? y yo pienso: claro! es que ese es el fin! que todos se sorprendan, se la coman y que les guste! y esta tarta triunfó, no solo por fuera sino por dentro también. 



Estaba buenísima y muy jugosa. La receta de bizcocho es la que publiqué hace unas semanas de "Bizcocho especial para tartas con fondant"; se trata de un bizcocho cuatro cuartos de vainilla. Para que estuviera más jugoso lo mojé con almíbar, lo cubrí con ganaché de chocolate y de relleno hice una ganaché de chocolate blanco y galletas Oreo, deliciosa! 



Como en la tarta anterior no pude haceros el paso a paso, esta vez he querido fotografiar todo el proceso para poder enseñaros cómo hacer una tarta de Peppa Pig de principio a fin; pero antes de todo os dejo la receta de la ganaché de chocolate blanco con Oreo y la de chocolate para la cobertura.

Ganaché de Chocolate blanco y Oreo (para el relleno)

200 g de chocolate blanco.
200 g de nata líquida para montar.
100 g de galletas Oreo trituradas.

En primer lugar troceamos el chocolate blanco en un bol y reservamos. En un cazo calentamos la nata a fuego medio y cuando rompa a hervir retiramos del fuego y vertemos poco a poco sobre el chocolate removiendo bien.

Una vez que se haya derretido el chocolate y la mezcla sea homogénea trituramos las galletas y las añadimos a la mezcla.

Dejamos que se enfríe a temperatura ambiente y después metemos en la nevera.


Ganaché de chocolate (para cobertura)

300 g de chocolate negro o con leche.
300 g de nata líquida para montar.

Troceamos el chocolate en un bol y reservamos. En un cazo calentamos la nata a fuego medio y cuando rompa a hervir retiramos del fuego y vertemos poco a poco sobre el chocolate removiendo bien. Dejamos enfriar y estará listo.



Las ganachés de chocolate son ideales para rellenar y cubrir tartas con fondant puesto que no necesitan refrigeración. Por lo que una vez que forremos la tarta con el fondant podemos dejarla fuera de la nevera sin miedo de que el relleno se estropee.


Tarta de Peppa Pig paso a paso

Antes de empezar a montar la tarta debemos tener listos los bizcochos, el relleno y la cobertura. 

Recomiendo hacer los bizcochos un par de días antes para que estén en la nevera y se asienten bien, de esta manera no se desmigarán al trabajar con ellos y darles la forma. Si queréis hacerlos con más antelación, podéis guardarlos en el congelador.

Para comenzar es necesario tener una base para la tarta. Yo utilicé una plancha de cartón pluma de tamaño din A3 y 5mm de grosor que compré un una tienda de las de "todo a 1€". Este tipo de plancha me gusta mucho ya que son bastante resistentes y aguantan perfectamente el peso de la tarta. 




Una vez que tenéis elegida la base debéis hacer en papel o cartulina la plantilla de Peppa Pig. Os dejo AQUÍ la que yo hice por si queréis descargarla. Si queréis hacer la tarta más pequeña solo tenéis que ajustar el tamaño de la imagen antes de imprimir la plantilla para hacerla a vuestro gusto.

En primer lugar igualamos los bizcochos y los recortamos con la forma de la cabeza, el vestido y las orejas de Peppa Pig. Yo tenía dos bizcochos rectangulares para poder hacer la tarta con dos capas de bizcocho. 


Recortamos también una base de tartas para poner encima los bizcochos y que no estén en contacto directo con la base grande de cartón pluma. Ponemos en las bases un poco de ganaché.


Colocamos sobre las bases la primera capa de bizcocho, mojamos con el almíbar y rellenamos con la ganaché de chocolate blanco y Oreo.


Ponemos la segunda capa de bizcocho encima, mojamos de nuevo con el almíbar y cubrimos todos los bizcochos con la ganaché de chocolate (no os olvidéis de las orejas!). Metemos en la nevera y dejamos reposar un par de horas (yo lo dejé toda la noche) para que la ganaché se endurezca.



Colocamos los bizcochos sobre la base de cartón pluma y ponemos un poco más de ganaché de chocolate si vemos que queda algún hueco o alguna imperfección que cubrir.

Ahora vamos a empezar a forrar con fondant nuestra tarta. Para ello necesitaréis fondant rojo (1Kg), fondant rosa pastel (1Kg), fondant blanco y fondant negro (solo un poco, para los ojos y los zapatos). El fondant que yo uso es de la marca SweetArt y lo compro por internet en la tienda de Maria Lunarillos; tienen una gran variedad de fondant y me aconsejaron estos colores para la tarta y la verdad que quedaron perfectos.

Para conseguir una mayor elasticidad del fondant y que no se pegue ni se agriete yo uso siempre manteca vegetal (Crisco); untamos un poco sobre la mesa, las manos y el fondant y ya podemos amasar.

Es necesario amasar muy bien el fondant antes de estirarlo para que coja la suficiente elasticidad y no se rompa ni se agriete. Una vez está amasado lo estiramos con un rodillo (untado también de Crisco) hasta conseguir el tamaño de fondant que necesitemos y un grosor de unos 2 o 3 mm.


Espezamos amasando el fondant de color rojo, el que será el vestido de Peppa pig, una vez que lo tenemos estirado, lo ponemos sobre la tarta ayudándonos del rodillo. Acomodamos bien el fondant a los bordes y laterales del bizcocho, usando la palma y el dorso de las manos.



Recortamos el fondant sobrante y lo retiramos con cuidado, y acomodamos los bordes bajo el bizcocho para que no se aprecien los cortes.



Ayudándonos de la plantilla, recortamos el fondant que sobra en la parte de la cabeza de Peppa Pig.



Ahora seguimos el mismo proceso para cubrir la parte de la cabeza y las orejas; amasamos, acomodamos bien el fondant y recortamos el sobrante.




Debemos hacer el contorno de Peppa Pig; para ello estiramos unos churritos de fondant y lo vamos colocando alrededor de la tarta; para que pegue bien ponemos un poco de agua con un pincel. 

Deciros que a mi se me olvidó cerrar la parte de arriba de la cabeza de Peppa (justo por debajo de las orejas); me di cuenta al ver las fotos (después de habernos comido la tarta, jeje) así que ya no tenía arreglo, no os olvidéis vosotros de cerrarla!



Hacemos las manitas, las piernas y el rabito de Peppa Pig y lo colocamos todo en su lugar correspondiente.



Para hacer la boca y colorete de Peppa, mezclamos un poco de fondant de color rosa con rojo hasta conseguir dos tonos de rosa (el más fuerte para la boca y el más claro para el colorete). Les damos la forma adecuada.



Colocamos la boca y el colorete sobre la tarta ayudándonos de la plantilla para saber en qué lugar exacto deben ir.



Colocamos los ojitos, usando la plantilla y recortando la parte negra del ojo con la parte estrecha de una boquilla.



Hacemos los agujeros de la nariz y los zapatos, siguiendo también las plantillas.



Por último, colocamos un churrito de fondant alrededor del vestido de Peppa Pig y listo! ya hemos terminado nuestra tarta!



Como veis es una tarta que lleva un pelín de trabajo, sobre todo a la hora de organizarse y saber por dónde empezar y qué necesitar; pero espero que este tutorial os haga esa tarea un poco más sencilla.




Espero que os haya gustado la receta de hoy y siento haberme alargado tanto pero es que quería explicarlo todo muy bien!

¡Besos!


No hay comentarios:

Publicar un comentario