martes, 26 de diciembre de 2017

Tarta Reno para Navidad paso a paso


¡Hola a todos y Feliz Navidad! Aunque llego un día tarde...pero más vale tarde que nunca! o eso dicen... Pero no llego tarde por que sí, tiene una explicación y es que hice esta tarta de postre para el día de Navidad y quería compartirla con vosotros. 




Sé que podía haber hecho otra receta pero es que tenía tantas ganas de hacer esta tarta...además aun quedan muchos días...podéis hacerla para Año Nuevo o Reyes, a los peques les va a encantar! si no que le pregunten a mi sobri!






La verdad es que esta tarta es adorable...¿no os parece? esa narizota roja!! Hacía mucho que tenía en mente preparar esta tarta desde que la vi por internet y en varios blogs y este año me he dicho...manos a la obra!


Parece difícil pero no lo es, de hecho tiene unas decoraciones bastante sencillas de hacer.

El bizcocho es muy sencillito; de los que se hacen usando la medida de un envase de yogur. En este caso elegí hacerlo de coco y el resultado, buenísimo; el coco le da un toque muy refrescante al bizcocho.


El relleno y cobertura es una buttercream de queso crema y nutella...espectacular! muy rico y nada empalagoso.

Los ingredientes del bizcocho que os pongo son para 4 moldes de 15 cm de diámetro; de los 4 que hice solo usé 3 porque me parecía que quedaba suficientemente alta; el otro me quedó para desayunar, ñam!


La cantidad de buttercream que os saldrá siguiendo la receta da de sobra para rellenar, cubrir la tarta y hacer las decoraciones del pelo; de hecho os sobrará! pero como se suele decir, mejor que sobre a que falte!

No me enrollo más, ¡vamos con la receta!

Receta bizcocho de coco

2 yogures de coco sin trozos (250 g aproximadamente).
Azúcar (4 medidas del envase de yogur).
Harina (6 medidas del envase de yogur).
Aceite de oliva suave (2 medida del envase de yogur).
6 huevos medianos.
1 sobre de levadura.

Lo primero de todo ponemos los yogures en una taza para que nos quede libre el envase y podamos medir todos los ingredientes (yo lavo el envase después de añadir cada ingrediente para que el siguiente no se manche).

Tamizamos la harina junto con la levadura y reservamos.

En un bol añadimos las medidas de aceite y el azúcar y mezclamos bien, después incorporamos los huevos a la mezcla uno a uno. Añadimos los yogures y removemos todo bien

Añadimos la harina poco a poco y batimos a velocidad media o a mano con una espátula hasta que todos los ingredientes queden bien integrados en la masa. 

Engrasamos y enharinamos bien los moldes y ponemos la masa. A mi me gusta recortar un círculo de papel de horno para ponerlo en la base para que luego al desmoldar no se pegue el bizcocho.

Metemos los moldes al horno, precalentado a 180ºC, unos 30 minutos.

Una vez que estén listos los dejamos enfriar antes de desmoldar para que no se rompan.

Si no vamos a montar la tarta ese mismo día, guardamos los bizcochos bien envueltos en papel film.


NOTA: Si no tenéis varios moldes podéis poner toda la mezcla en uno y luego dividirlo en varias capas; eso sí el tiempo de horneado aumentará a unos 45 o 50 minutos, dependiendo del tipo de molde y del horno.

Receta buttercream de Queso crema y Nutella

450 g de queso crema (tipo philadelphia).
225 g de mantequilla sin sal a temperatura ambiente.
300 g de azúcar glass.
2 cucharadita de extracto de vainilla.
5 cucharadas soperas de crema de cacao, yo usé Nutella.

Batimos bien la mantequilla e incorporamos el azúcar glass poco a poco (cuidado con la nube de azúcar!) y batimos durante unos minutos. 

Después añadimos el queso de una sola vez y batimos durante unos minutos más a alta velocidad. Añadimos la vainilla y seguirmos batiendo hasta que esté todo bien integrado.

Por último, añadimos la Nutella y batimos bien hasta conseguir una mezcla homogénea.

¿Cómo hacemos nuestra Tarta Reno?

Cuernos de chocolate

En primer lugar debemos preparar los cuernos de nuestro reno, ya que son de chocolate y deben enfriar y endurecer antes de colocarlos.


Para ello derretimos en el microondas o al baño maría una tableta de chocolate con leche especial para postres. Una vez derretido dejamos que temple un poco y lo metemos en una manga pastelera desechable sin cortarle la punta; también podéis meterlo en una bolsita de plástico de esas de congelar.

Preparamos una plantilla con los cuernos dibujados; os dejo AQUÍ la que he hecho yo, por si os sirve.

Ponemos papel de horno sobre la plantilla, cortamos la puntita de la manga pastelera y vamos "dibujando" los cuernos con el chocolate.


Ponemos un palito de plástico o un palillo en los extremos de los cuernos, añadimos un poco más de chocolate por encima de los palitos para que queden ocultos y dejamos enfriar en la nevera.

Relleno y cobertura de la tarta

Desmoldamos los bizcochos y los igualamos con un cuchillo o una lira para que queden todos de la misma altura.


Cortamos una base con la medida de los bizcochos, ponemos un poquito de buttercream y colocamos uno de los bizcochos o capas; añadimos una cucharada generosa de buttercream y lo extendemos para que no quede una capa muy gorda de buttercream, así no se desestabiliza la tarta. 


Vamos rellenando todas las capas de nuestra tarta.


Cuando coloquemos el último bizcocho, añadimos una fina capa de buttercream alrededor de los bizcochos a modo de "recogemigas" y metemos 15 minutos a la nevera.


Sacamos de la nevera y ponemos otra capa de buttercream; esta debe ser más gruesa y lisa para que la tarta quede bonita; alisamos ayudándonos de una espátula o alisador.


Metemos a la nevera otros 20 minutos para que la crema endurezca un poco.

Decoraciones de fondant

Para hacer los ojos y la rariz roja de nuestro reno necesitaréis fondant; yo he usado fondant blanco y negro para los ojos y para la rariz, fondant blanco teñido de rojo con colorante en pasta.

Con el fondant rojo hacemos una bolita del tamaño de una pelota de golf un pelín alargada, para la nariz.

Para los ojos estiráis un poco de fondant blanco y cortáis un par de círculos de unos 3 cm de diámetro; yo corté varios, como podéis ver en la foto, y al final puse los más pequeños. Para la pupila estiramos el fondant negro y cortamos dos círculos de 1 cm de diámetro.



Montaje de la tarta

Colocamos varios palitos o palillos a la naríz del reno para colocarla en la tarta y que no se nos caiga.

Ojo! contad los palillos para que al retirar la nariz y comer la tarta no se quede ninguno dentro, os podéis pinchar!


Colocamos los círculos de fondant blanco a ambos lados de la naríz y pegamos los círculos negros dentro de los blancos, con un poquito de agua, a modo de pupila.


Sacamos de la nevera los cuernos de chocolate y los clavamos sobre la tarta. 

Debéis colocar los cuernos en el momento antes de servir la tarta para que no se ablanden; podéis dejar la tarta preparada a falta de los cuernos y sacarlos de la nevera y colocarlos cuando ya llevéis la tarta a la mesa.


Por último, con un poco de buttercream en una manga pastelera con boquilla de estrella, hacemos el "pelito" del reno para darle a nuestra tarta el toque final.


¡Y ya está!! ya tenemos lista nuestra deliciosa y adorable tarta reno!!

En serio, muero de amor...¿vosotros no?!


Animaos a hacerla que aún quedan muchas navidades por delante! Todos quedarán alucinados, sobre todo a los más peques de la casa!

¡Besos y felices fiestas!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Leo todo vuestros comentarios y me encanta recibirlos, ¡Si tenéis cualquier duda no dudéis en preguntarme!