jueves, 22 de noviembre de 2018

Cómo hacer unos Patucos de bebé con fondant


Hoy os traigo un tutorial de esos que me encantan, de los que son casi todo “manualidades”; y es que hoy os voy a explicar paso a paso cómo hacer unos adorables patucos de bebé con fondant!


Hace algo más de un mes que mi prima fue mamá y, unas semanas antes de que Sofía llegara a la familia, hizo una super baby shower para celebrarlo y darle la bienvenida! Y yo me encargué de llevar la tarta (no podía ser de otra manera!).


La tarta era una carrot cake cubierta de buttercream de queso y con detalles en fondant, y como principal decoración, sobre la tarta, un par de patucos de bebé hechos con fondant; el toque perfecto!


Creo que quedan adorables y lo mejor de todo es que, aunque lo parezca, no son nada difíciles de hacer; lo sé, sé que siempre digo que todo es más fácil de lo que parece pero es que es verdad, solo se necesitan paciencia, cariño y ganas, con esas tres cosas podréis hacerlo todo!


Además, voy a intentar explicarlo todo con detalle para que quede lo más claro posible y os sea más fácil seguirlo.

Lo bueno es que teniendo hecha la plantilla base de los patucos luego podéis añadirle los detalles que queráis y personalizarlos como más os guste; y lo mejor de todo…es que podéis conservarlos para siempre (a no ser que os los queráis comer!) ya que una vez que el fondant se seca, queda duro y podéis conservar los patucos a modo de recuerdo.


Pues no me extiendo más y vamos allá!

Qué necesitaremos…

Estos son todos los ingredientes y materiales que necesitaréis:

-Fondant de varios colores (yo he usado blanco y rosa pero podéis usar los que más os gusten y hacer las combinaciones que prefiráis).
-Plantilla de los patucos. (AQUÍ tenéis la que hice yo para que os sirva de ayuda).
-Bisturí de manualidades (podéis usar también un cuchillo sin sierra).
-Un poco de agua para pegar el fondant o pegamento comestible (yo lo hago casero, mezclando un poquito de CMC con agua; pero simplemente con agua sería suficiente).
-Un pincel pequeño.
-Una base de manualidades anti-corte (cuidado no cortéis la mesa!!).

Como veis el material es fácil de conseguir, la mayoría lo tenéis en casa y casi lo único que tendréis que comprar será el fondant.


TRUCO: si queréis comprar herramientas para repostería, siempre mirad primero en tiendas de manualidades ya que cosas como el bisturí, pinceles, etc. serán siempre más baratos en tiendas de manualidades que en tiendas de repostería y son los mismo e incluso mejores.

Una vez que tenemos todos los utensilios e ingredientes preparados, vamos con el paso a paso!


Paso a paso patucos de bebé

Lo primero de todo, cogemos un trozo del fondant rosa, lo alisamos con el rodillo y recortamos todas las piezas de los patucos, usando la PLANTILLA (hay que hacer dos de cada para que salgan dos patucos).

Para todas las piezas yo usé un grosor de fondant de unos 4 mm para la suela y unos 2 mm para el resto; ya que la suela necesitamos que quede bastante estable.

Estas son las diferentes piezas numeradas para que al explicarlo quede más claro.


Una vez tenemos todas las piezas cortadas vamos a unirlas:

Colocamos la suela (pieza nº1) sobre un trozo de papel de horno (para trabajar mejor y no ensuciar nada).

Con un trozo de fondant hacemos una bolita y la colocamos en la parte de delante del patuco con un poco de agua o pegamento comestible, dándole un poco la forma de una puntera (podéis hacer la forma ayudándoos con la plantilla y luego ya pegarla en la base de fondant). Esto lo hacemos para que al colocar la siguiente pieza no se hunda el patuco por la punta y que la forma quede bien definida.


Colocamos la siguiente pieza (nº 2), con la que formaremos la parte delantera del patuco y la lengüeta.

La pegamos con un poquito de agua sobre el fondant (con el pincel), dejando el lateral de la suela cubierta por la pieza.


Dejamos que seque 5 minutos y colocamos la última pieza (nº3) en la parte posterior del patuco, cubriendo la suela y por encima de la pieza de la lengüeta. Ponemos un poquito de agua con el pincel para que pegue bien. Dejamos que seque otros 5 minutos.


Cortamos una tira de fondant blanco de unos 4 mm de ancho y 1 mm de grosor aproximadamente, y lo suficientemente larga como para cubrir el contorno entero del patuco. Como detalle hacemos unas líneas en toda la tira, imitando el borde de la suela, con una esteca, palillo o cuchillo sin sierra.


Pegamos la tira en el contorno del patuco de la siguiente forma, con un poquito de agua para que pegue.


Con un poco de fondant blanco, hacemos los cordones; estiramos un churro fino de fondant; debe quedar lo suficientemente fino como para meterlo por los agujeros de los patucos. Yo me compré una pistola para pasta, precisamente para hacer fácilmente este tipo de churritos que, a mano, son complicados de conseguir. Si no tenéis esta herramienta podéis alisar fondant con el rodillo y cortáis una tira muy fina, haciendo así unos cordones planos.

Metemos la tira por los agujeritos, hacemos un nudito y cortamos los sobrantes, acomodando el fondant para que quede lo más real posible.


Por último, hacemos una florecita con fondant y la ponemos en el lateral del patuco. Dejamos que se seque el patuco; si fuera necesario podemos poner dentro un trozo de servilleta hasta que seque para que no se deforme.


Para hacer el otro patuco debemos seguir los mismos pasos.

¡Y listo! Ya tenemos nuestro adorable par de patucos de bebé hechos con fondant! ¿No os parecen adorables?!


Espero que os haya gustado la publicación de hoy y os animéis a hacer unos patucos!

¡Besos! 


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Leo todo vuestros comentarios y me encanta recibirlos, ¡Si tenéis cualquier duda no dudéis en preguntarme!