domingo, 7 de junio de 2020

Panna cotta de chocolate negro



Desde que publiqué la receta de la Pana cotta de chocolate blanco tenía ganas de repetirla, porque es uno de mis postres favoritos. De hecho, siempre que voy a un restaurante, si la tienen, suelo pedirla.



Así que hoy os traigo otra receta de Panna cotta, ¡pero mucho más chocolateada!



Yo soy más del equipo del chocolate blanco, pero esta receta está deliciosa.

Tiene un intenso sabor a cacao, así que os aseguro que cumple todas las expectativas de los que os encanta el chocolate negro.


La receta es muy sencillita y muy muy rápida de hacer, ¡Ya veréis que no tiene pérdida!

Ingredientes
400 ml de nata para montar.
100 ml de leche.
50 g de azúcar blanco.
80 g de chocolate negro para postres.
4 cucharaditas de cacao puro en polvo
4 hojas de gelatina neutra.

Elaboración

En una bandeja con agua fría, sumergimos las hojas de gelatina, separadas entre ellas, el tiempo que marquen las instrucciones de cada marca de gelatina.

En un cazo añadimos la nata, la leche, el azúcar, el chocolate troceado y el cacao.

Una vez las hojas de gelatina estén hidratadas, las escurrimos y las echamos en el cazo, junto con el resto de ingredientes.

Llevamos el cazo al fuego (medio) y, sin dejar de remover, vamos integrando todos los ingredientes.

Retiramos del fuego cuando la mezcla rompa a hervir y colamos por si ha quedado algún grumito.

Rellenamos los moldes y dejamos reposar a temperatura ambiente.
Dejamos enfriar un poco a temperatura ambiente y después metemos en la nevera para que cuajen. Lo ideal es dejarlos toda la noche pero con 4 o 5 horas estarán listos.


Para desmoldar vuestra panna cotta y que no se rompa ponéis en una taza un poco de agua caliente y metéis el molde de la panna cotta unos cinco segundos, después lo volcáis sobre la superficie en la que lo vayáis a servir y listo, ¡saldrá sin problemas! También podéis pasar el filo de un cuchillo por el borde para facilitar el desmoldado.


Como veis, es muy sencillita de hacer. Yo las he decorados con unas fresas cortadas y la mezcla de las fresas con el cacao es deliciosa.


¡Espero que os guste la receta y os animéis a prepararla!

Y si os pasa como a mí, y el chocolate blanco es vuestro favorito, AQUÍ tenéis la receta de la Panacota de chocolate blanco, ¡para gustos los colores!


¡Nos vemos en la próxima receta!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Leo todo vuestros comentarios y me encanta recibirlos, ¡Si tenéis cualquier duda no dudéis en preguntarme!